embarazo y salud oral

¿Sabes que toda embarazada
debe ir al dentista durante la gestación?

En la vida de una mujer, los mayores cambios fisiológicos y hormonales ocurren durante el embarazo. Éste cambia el cuerpo de la mujer en muchas formas, y una de ellas es que ocasiona ciertos cambios en la cavidad bucal.

Creemos que es imprescindible que las pacientes consulten al odontólogo antes del embarazo y al menos una vez cada trimestre durante la gestación.

Toda mujer embarazada debe realizar
un diagnóstico de su estado oral y recibir información acerca de los correctos hábitos de salud bucal, para disminuir los riesgos de enfermedades orales en ella y en su futuro bebé.

TEMAS DE INTERÉS:

Cambios durante el embarazo
embarazo
  • Caries: En contra de la creencia popular, no se ha demostrado una relación directa entre la caries y el embarazo. Sin embargo, el embarazo propicia una serie de cambios en la conducta alimentaria y a nivel bucal que pueden promover la formación de caries:

- Ciertas bacterias aumentan durante el embarazo.

- La saliva se vuelve más acida.

- Se ingieren más alimentos debido a una mayor necesidad energética.

El aumento de la frecuencia y la cantidad de los alimentos, de las bacterias y de la acidez salival -así como la poca atención que se presta a la salud oral- pueden elevar el riesgo de caries de la futura madre.

  • Gingivitis: (inflamación de las encías). Es el hallazgo oral más frecuente en embarazadas. La gingivitis consiste en una inflamación de las encías que se encuentran más enrojecidas, sensibles y con tendencia al sangrado espontáneo o ante estímulos como el cepillarse los dientes o masticar.
    No se sabe por qué las hormonas aumentan la inflamación de las encías. Si una mujer presenta gingivitis, la enfermedad se suele agravar durante el embarazo.
  • Granuloma o tumor del embarazo: un pequeño porcentaje de embarazadas presentan un crecimiento localizado de la encía, generalmente entre los dientes incisivos superiores. Ésta es una lesión vascular, benigna y sin síntomas, de causa desconocida, que sangra fácilmente, crece rápidamente y que disminuye o desaparece tras el parto. A veces es necesario eliminarlo quirúrgicamente.
Salud oral materna y su relación con el nacimiento del bebé
cahua
  • Desde hace más de una década, diversos autores han reportado una posible asociación entre la enfermedad periodontal (de encías) materna y los partos prematuros y/o bebés con bajo peso al nacer.
    Sin embargo, aún no resulta claro si es que este enfermedad es la causa o forma parte de otros factores maternos.
  • Lo que sí resulta evidente es la necesidad de extremar los cuidados dentales y optimar el tratamiento de encías en la madre durante el embarazo como medida para reducir los partos prematuros y la cantidad de bebés con bajo peso al nacer.

 

 

 

 

 

Alimentación materna y salud oral
alimentación
  • La dieta de la gestante puede afectar el crecimiento y desarrollo dental del feto, particularmente desde su concepción hasta los 6 meses de desarrollo en el vientre materno.
  • La futura madre debe tomar en cuenta que los carbohidratos refinados son más cariogénicos (causan más caries) y por ello debe evitarlos. Si una embarazada los ingiere entre comidas, se le aconseja lavarse los dientes inmediatamente después.
  • Flúor prenatal: la mayoría de científicos coinciden en que es inefectivo. El flúor aparentemente atraviesa la barrera placentaria, sin embargo se desconoce qué cantidad de éste asimila el feto después de la excreción y de depositarse en el esqueleto de la madre.

 

Salud oral materna y riesgo de caries del bebé
  • Las bacterias que ocasionan las caries en los bebés típicamente se adquieren por transmisión directa de la saliva de las madres. Mientras más temprana sea la transmisión y más cariogénica la dieta del bebé, más sustancial será la transferencia. Por ello, las madres con antecedentes de alto riesgo de caries son más propensas a presentar altos niveles de bacterias en su saliva, poniendo a sus hijos en mayor riesgo de desarrollar caries precoz en la infancia .
  • Se ha comprobado que los chicles a base de xilitol y los enjuagues bucales con clorhexidina disminuyen la carga bacteriana en la flora materna y reducen el riesgo de transmisión bacteriana al bebé si se utilizan en los últimos momentos del embarazo o en el periodo post-parto. Consulta a tu dentista sobre los beneficios de los enjuagues y chicles a base de estos componentes.
Embarazo y visitas al dentista
moni
  • Se ha comprobado que la reducción de caries y de la flora bacteriana en la mujer no sólo mejora su propia salud, sino que reduce el riesgo de transmisión bacteriana a su futuro hijo. Las madres que participan en programas preventivos tienen hijos con menos caries.
  • No existe ningún inconveniente en realizar tratamientos dentales durante el embarazo. En relación a la anestesia, se puede utilizar en mujeres embarazadas con total seguridad. En relación a las radiografías, el haz de rayos no se dirige hacia el abdomen y la cantidad de radiación es muy pequeña; por lo que el riesgo teratogénico (de daño al feto) de la exposición es 1000 veces menor que el riesgo natural a padecer un aborto espontáneo.

 

Consejos sobre salud oral para embarazadas y futuras madres
  • Cuando estés planeando un embarazo o cuando sepas que estás embarazada, visita a tu dentista para que te realice un examen bucal y te indique el riesgo de enfermedad periodontal y caries, así como las medidas preventivas a seguir.
  • Si padeces de gingivitis o periodontitis antes del embarazo, esta situación se puede agravar. Debes visitar al dentista para que te indique el procedimiento a seguir.
  • Si padeces de reflujo o vómitos, el esmalte de tus dientes puede erosionarse. El dentista puede indicarte diversas medidas para neutralizar los ácidos del estómago y evitar caries y/o sensibilidad dental.
  • Debes mantener una higiene oral minuciosa: cepillarte después de cada comida o merienda y pasarte el hilo dental entre los molares cada noche. Si tu dentista lo indica, puedes utilizar enjuagues de flúor o clorhexidina, así como chicles a base de xilitol.
  • Tu alimentación puede influir en el crecimiento y desarrollo de los dientes de tu bebé. Es muy importante mantener una dieta equilibrada y evitar el consumo de dulces, zumos industriales, bollería y refrescos, especialmente entre comidas.
  • Una vez nacido tu bebé, podrás evitar que él padezca de caries en un futuro. Aprovecha el momento del baño para limpiarle las encías con una gasa, un pañito humedecido o un dedal de silicona. Cuando le nazca el primer diente de leche, es indispensable limpiarle la boca después de la lactancia o el biberón.
  • Puedes evitar transmitir a tu bebé las bacterias de tu boca que se contagian a través de la saliva, evitando hábitos como compartir cucharas, limpiar su chupete metiéndolo en tu boca, etc.
  • Antes de que tu bebé cumpla un año, se recomienda llevarlo al Odontopediatra para que te informe de cómo evitar la aparición de caries.